viernes, 9 de marzo de 2012

Un lugar para visitar

Diego Parra, excelente cuentero colombiano y "okupa" de mi corazón desde el siglo pasado, sostiene que en la vida uno a veces transita por lo que él llama "rutas imprecisas". Echas a andar por una ciudad desconocida, por un barrio inexplorado de la urbe que habitas y, caminando sin destino ni objetivo, más allá del propio caminar, a veces descubres rincones insólitos que te hacen detener un rato el paso para curiosear.
Y eso me pasó a mi la otra tarde. Caminando por el barrio de las Letras en Madrid, me encontré con una tienda colorida y amable (Delight). Buscadora incansable de paisajes para mis sesiones de cuentos entré dispuesta a dejarme sorprender y, en efecto, quedé atrapada en la calidad de los tejidos; en la belleza de los colores; en la creatividad de los diseños...
Tras el mostrador me encontré con Tobías, un alemán de Stuttgart que bien podría tratarse de un herrero escapado de algún cuento tradicional.
No desvelo más! Descubridla!
Las rutas imprecisas en la vida nos recuerdan que hay que dejar caminos sin trazar para poder perdernos en la sorpresa del descubrimiento.A veces son tiendas mágicas; otras, encuentros tan necesarios como la sal en los alimentos (cuento tradicional).

No hay comentarios:

Publicar un comentario