martes, 7 de junio de 2011

Desde la 178. Martes día 7

En esta danza de lluvia y sol; palabra y silencio; sombras y luces, la feria hoy está a ritmo de paseo disfrutado y calmo.
Hoy se han asomado a mi escaparate al revés varias caras amigas, ¡qué gusto es ver asomar poco a poco la sonrisa de tus amigos enmarcados en los límites de este pequeño reino de papel! Retazos de conversación presurosa, urgida por los curiosos que preguntan por los libros, charla amigable que deja rebosar gotas alegres sobre el ánimo y altera el paso tedioso de algunos instantes en los que no ocurre nada.
Amigos: necesarios, presentes, ausentes, algunos postrados en cama con huesos rotos, otros deshecha el alma por el desamor enamorado,viajeros, cumpliendo años, embarcados en sus vidas...
Amigos, arterias de mi vida por donde fluye cada día sangre renovada que me alimenta
¡¡Con agua de lluvia, brindo por vosotros!!

2 comentarios:

  1. Y qué buena tejedora de hilos invisibles es la vida que siempre nos enlaza a personas increíbles que dejan en nuestro camino retazos de cariño, momentos especiales, complicidades, claro, me refiero a aquellos que terminamos llamando amigos; enlaza también otras cosas que terminan siendo pelusas en la bufanda de cada historia, pero los realmente importantes, los amigos, los une a nosotros con hilos irrompibles.

    besazos grandotesss

    ResponderEliminar
  2. Hoy he visto en la feria un par de abuelos arrugados con un nieto que parecía un pan ruso buscando libros de postres. ¿Como se llamaba ese niño... digo... ese pan? Kolobok o algo así...

    ResponderEliminar